viernes, 15 de julio de 2011

Alcoholismo

Esta enfermedad está constituida principalmente por la combinación de dos elementos: una afinidad física por el alcohol, y una obsesión mental por el mismo. Se considera que una persona tiene adicción al alcohol cuando experimenta los síntomas de abstinencia, tales como náusea, sudor, temblores o ansiedad, cuando el consumo de alcohol ha cesado o si hay necesidad de consumir mayores cantidades de alcohol con el fin de sentirse mejor, lo que lo conduce a problemas personales, familiares, laborales y sociales.

Algunos pueden pensar que simplemente se trata de tener la voluntad para dejar de beber, pero el alcoholismo es más complicado que eso. El deseo de un alcohólico es tan grande que suprime su habilidad para dejar de tomar. La mayoría de los alcoh

ólicos necesitan asistencia; con el tratamiento y apoyo de la familia y amigos, muchos han sido capaces de dejar de beber y reconstruyen sus vidas.

El alcoholismo puede llevar a la gente a involucrarse en serios problemas y estos pueden ser destructivos, tanto física como mentalmente. En la actualidad, el uso del alcohol está involucrado en la mitad de todos los crímenes,

asesinatos, muertes accidentales y suicidios. También hay serios problemas de salud asociados al uso del alcohol, tales como: daño cerebral, cá

ncer, enfermedades cardíacas y enfermedades del hígado. Los alcohólicos que no dejan de beber,

reducen su esperanza de vida entre 10 y 15 años.

Nadie es demasiado joven o viejo para tener problemas con la bebida puede pasarle a cualquiera, no importa cuánto tiempo lleve bebiendo o lo que hayas bebido, lo que cuenta es cómo le afecta el consumo de alcohol.

No hay una causa definida de la adicción al alcohol pero hay factores que pueden jugar un papel importante en su desarrollo; es más probable su desencadenamiento en las personas con algún familiar alcohólico, si bien no se conoce la razón puede encontrarse en anomalías genéticas o bioquímicas.

Entre los factores psicológicos se incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja estima personal, etc. Se considera que los factores sociales que influyen son: la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, estilos de vida de estrés, etc.


Fuente: Alcohólicos Anónimos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada