viernes, 17 de junio de 2011

Alcoholismo: Intoxicación


El consumo de alcohol en forma constante genera que el organismo, ya acostumbrado, pida más y más de forma recurrente. De a poco el sistema nervioso comienza a sentir los efectos de este hábito que puede afectar el sistema nervioso al dar una pérdida en la capacidad de coordinar los movimientos. El alcohol también genera consecuencias depresivas y violentas.
Llega un momento tal que el organismo del adicto incorpora este vicio de tal forma que lo necesita y es de vital importancia para poder realizar todo tipo de actividades.

La intoxicación es un punto clave dentro de la adicción. Es el momento de quiebre, cuando ya el cuerpo comienza a manifestar el desgaste y el límite de tolerancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada