lunes, 16 de mayo de 2011

Recuperate, dejar el alcohol es posible


Tomar un vaso de alcohol no vuelve a la persona adicta. El problema comienza cuando ese vaso se multiplica y los efectos negativos empiezan a florecer.
Dejar el alcohol es difícil, más aún si el adicto encuentra en el consumo constante, el medio por el cual canaliza problemas y miedos.
Escuchar el testimonio en primera persona de una mujer que lucha día a día para ganarle la batalla a esta adicción es sumamente interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada